N° de visitas N° de visitas

Síguenos en... Síguenos en...

La Paz - Bolivia La Paz - Bolivia

Nuestra Señora de La Paz es una ciudad y municipio del oeste de Bolivia, capital del departamento de La Paz, sede del Gobierno boliviano y que se encuentra a una altura de 3,640 m.s.n.m. La Paz cuenta con 840,209 habitantes (INE 2010). Desde el 7 de diciembre de 2014 La Paz es clasificada como una de las "siete ciudades maravillas del mundo". Ver más...

Nuestra Señora de La Paz es una ciudad y municipio del oeste de Bolivia, capital del departamento de La Paz, sede del Gobierno boliviano y que se encuentra a una altura de 3,640 m.s.n.m. La Paz cuenta con 840,209 habitantes (INE 2010). Desde el 7 de diciembre de 2014 La Paz es clasificada como una de las "siete ciudades maravillas del mundo". El clima de la ciudad es templado de alta montaña. El promedio anual es de aproximadamente 16 °C, siendo enero es el mes más lluvioso del año. Las lluvias se concentran de manera estacional desde diciembre hasta abril. En promedio el mes más cálido es noviembre, mientras que el mes más frío es julio.

El centro de la ciudad de La Paz posee puntos principales en los que se desarrolla gran parte de la vida económica y social. Estos puntos son:

  • La Plaza Murillo, lugar del emplazamiento de los edificios de los poderes Ejecutivo y Legislativo de Bolivia.
  • El atrio de la Basílica de San Francisco, considerado uno de los principales lugares de encuentro social de la ciudad.
  • La pasarela Pérez Velasco, que conecta la calle peatonal Evaristo Valle y el inicio de la calle Comercio, el sector en el que antes se hallaba la Plaza Lucio Pérez Velasco tiene en sus cercanías un importante punto de embarque y desembarque de pasajeros que llegan o se dirigen a la vecina ciudad de El Alto.
  • La Avenida 16 de Julio "El Prado", con numerosos jardines bien conservados, se ha consolidado históricamente como el punto neurálgico de comunicaciones, entretenimiento, comercio y finanzas de La Paz.
  • El Palacio de Gobierno es una de las infraestructuras más visitadas de toda la ciudad de La Paz, se encuentra en la Plaza Murillo o la Plaza de las Armas y se conoce como "Palacio Quemado". El palacio ha sido restaurado muchas veces desde entonces, pero el nombre se ha mantenido intacto.

Otro lugar turístico muy visitado es la Zona Sur, es una de las áreas más exclusivas de la ciudad. En la Zona Sur se pueden encontrar los centros comerciales más grandes de Bolivia. Uno de ellos es el MegaCenter, el complejo de cines más grande de la ciudad, cuenta con 18 salas de cine, 2 salas de cine VIP, centro comercial, patio de comidas, supermercados, Bowling, Salas de Paint Ball y una Pista de Hielo para patinaje.

Algunos barrios recomendados para visitar son Sopocachi, San Jorge y Miraflores. Sopocachi es la zona bohemia por excelencia, en este barrio se encuentran la mayoría de cafés, restaurantes y galerías de arte. Otra característica es la vida nocturna, ya que Sopocachi cuenta con una amplia variedad de discotecas y pubs, que son constantemente concurridos por locales y turistas, cabe mencionar que Sopocachi es la zona de los enamorados, con El Montículo como su mayor monumento.

San Jorge es el barrio más exclusivo del distrito oeste, acoge a la gran mayoría de las embajadas presentes en el país, como son las embajadas de Estados Unidos, Reino Unido, España, Alemania y Japón, entre otras. Es la zona con más densidad de edificios de toda Bolivia, en el barrio se encuentra el rascacielos más alto del país denominado Torre Girasoles, y la Torre Azul, único edificio inteligente de la ciudad. La zona de San Jorge es el sector urbano con mayor Índice de Desarrollo Humano de la ciudad y de todo el país.

Miraflores es la zona más desarrollada del lado Este de la ciudad. Desde tiempos inmemorables Miraflores es considerada como un refugio del ajetreo de la ciudad por la calidez y tranquilidad de la zona. En Miraflores se pueden apreciar la arquitectura republicana en casas familiares y también edificios de arquitectura moderna y contemporánea, es una clara convivencia de lo moderno con lo antiguo republicano.

Para poder conocer más sobre la cultura paceña se puede visitar los diferentes museos, los más notables son los de la calle Jaén, que ha sido preservado el diseño de las calles desde los días de Colonia y es el hogar que alberga alrededor de 10 museos.

A pesar de sus condiciones climatológicas, La Paz cuenta con una febril vida nocturna que cautiva tanto a habitantes como a visitantes. Al igual que las grandes metrópolis de Sudamérica, La Paz ofrece un sinnúmero de alternativas para aquellas personas que desean pasar momentos agradables en horarios nocturnos. La ciudad cuenta con Pubs, Karaokes y Discotecas para todos los gustos y edades donde se puede elegir música tropical, clásicos, ritmos modernos y actuaciones "en vivo" de conjuntos nacionales e internacionales, todos ellos con servicios de calidad y fina atención.

Noticias Noticias

Investigadora de Flacso-Ecuador, especialista, profesora e investigadora en el Departamento de Antropología género y sexualidades migraciones
Entre los estereotipos y las desigualdades: el papel de las mujeres en los distintos engranajes de los mercados ilegales

Entre los estereotipos y las desigualdades: el papel de las mujeres en los distintos engranajes de los mercados ilegales

María Amelia Viteri

Ecuador

Investigadora de Flacso-Ecuador, especialista, profesora e investigadora en el Departamento de Antropología género y sexualidades migraciones

¿Qué rol juegan las mujeres en los distintos engranajes de los mercados ilegales? En torno a esta pregunta y sus posibles respuestas giró la explicación de María Amelia Viteri, quien expuso algunos de los resultados de la investigación que lleva adelante, en el IV Congreso Latinoamericano sobre trata y tráfico de personas, la misma que se denominó:   "Entre los estereotipos y las desigualdades: el papel de las mujeres en los distintos engranajes de los mercados ilegales".

Esta ponencia parte de un análisis de las publicaciones sobre género y violencia en las zonas fronterizas de América Latina, en uno de los periódicos más importantes de Ecuador: El Comercio. El estudio analiza el periodo (2000 – 2014) y es financiado por IDRC de Canadá y  Flacso Ecuador, bajo un convenio con la Universidad de Quito.

Las mujeres y el transporte de droga

Para responder la pregunta inicial, Viteri trae a colación también investigaciones realizadas en México que señalan que los mercados ilegales están entrecruzados por género. Es decir que una gran cantidad de mujeres que empiezan su ruta como migrantes, luego se inician como "mulas" en el tráfico de drogas, para terminar siendo víctimas de explotación laboral y sexual. Y, aunque también suelen convertirse en intermediarias del mercado de droga, líderes del narcotráfico y hasta sicarias; las mujeres terminan casi siempre involucradas en estas redes, confrontando condiciones inequitativas de género.

Pero ¿cuáles son las razones para que las mujeres terminen involucradas en estas cadenas ilegales del mercado? Para responder a esta otra pregunta, dice Viteri, debemos hablar de los factores de expulsión que se dan en los países de origen, tales como: exclusión social, inestabilidad política y económica, discriminación y sexismo. Y, de factores de atracción en los países receptores, como: posibilidad de empleo, ilusión de estabilidad económica y social, y, reunificación familiar. Factores determinantes para la migración femenina.

Explotación sexual

Y cuando hablamos de trata y tráfico de personas con fines de explotación sexual, las mujeres encabezan las listas. "Para continuar ejemplificando, pensemos en el matrimonio servil como explotación laboral en las rutas cibernautas, de ciber-esposas", señala Viteri.

Las rutas de mujeres latinas, en términos generales, se dirigen hacia los mercados mayoritariamente norteamericanos, es decir: Estados Unidos y Canadá, pero también hacia Europa: Bélgica, Suiza y España. Se trata de mujeres "con cierta etnicidad, a las cuales se les atribuyen roles más tradicionales, a la par de una hipersexaulización, por ejemplo", apunta.

Niñas, niños y adolescentes

La investigación de Viteri da cuenta que menores de la cierra de Ecuador son dados por sus progenitores para ser explotados laboralmente en Sudamérica, principalmente Venezuela y Colombia.  En los dos últimos dos años se han reportado tres casos.

Es decir que el tráfico y trata de niños se estaría dando bajo el consentimiento de los padres, quienes persuadidos por las redes de tratantes, entregan a sus hijos a cambio de una suma de dinero, los cuales se llevan a los niños bajo la promesa de que estos pagos se prolongarán por el lapso de un año, concluido este tiempo, se supone que regresarán a los pequeños a sus padres. "Éstos no vuelven a verlos, pierden todo contacto con los niños, y, además la denuncia es de cero, porque como se explica el consentimiento para esto, hay un absoluto silencio, no hay una política pública y muy poca voluntad del gobierno para trabajar", explica la investigadora.

Estos niños, niñas y adolescentes son explotados laboralmente en bananeras camaroneras, en mendicidad, venta de golosinas y en cantinas y clubes nocturnos.

Podríamos decir, por lo expuesto por Viteri, que estas rutas de las mujeres en los mercados ilegales están ligadas al tráfico de drogas y la explotación sexual, principalmente. De esta manera se victimiza a mujeres y niñas, particularmente, por su situación de vulnerabilidad, por el lugar de procedencia y vivienda o por su etnicidad, raza y edad.


Comunicadora social, coordinadora de comunicación y política de la Fundación Colectivo Cabildeo es parte del capítulo Observalatrata, activista de los Derechos Humanos de las mujeres y cineasta.
Aproximaciones a la problemática de la trata laboral en Bolivia

Primer foro: Trata laboral, rutas migratorias internas, interregionales e internacionales

Aproximaciones a la problemática de la trata laboral en Bolivia

Raquel Romero – Bolivia

Comunicadora social, coordinadora de comunicación y política de la Fundación Colectivo Cabildeo es parte del capítulo Observalatrata, activista de los Derechos Humanos de las mujeres y cineasta.

Una de las manifestaciones de la trata y tráfico de personas, es la trata con fines de explotación laboral. Esta temática, de acuerdo a Raquel Romero, se encuentra invisibilizada en Bolivia  ¿Qué sucede con los niños, hombres y mujeres en estos espacios de trabajo? cuestiona la activista social y lanza algunos datos referentes al tema, los cuales señalan que 20.9 millones de personas son sometidas a trabajo forzoso; de éstas, el 55% son mujeres y niñas.

Esta información, que proviene de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), indica también que "en Latinoamérica tenemos casi 2 millones de personas que se encuentran en esta misma condición", añade Romero en su exposición: Aproximaciones a la problemática de la trata laboral en Bolivia, que dio inicio al primer foro del IV Congreso Latinoamericano sobre trata y tráfico de personas, realizado hace dos semanas en instalaciones de la Universidad mayor de San Andrés.

Niños en trabajos de alto riesgo

La presentación de Romero continua con cifras provenientes del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, las mismas que dan cuenta que 850 mil niños, niñas y adolescentes trabajan en diversas actividades y que el 87% de éstos realiza trabajo de alto riesgo para su salud integral y física. "Esto nos está demostrando que estos niños trabajan en ladrilleras, en la agricultura, hacen trabajos nocturnos, durante largas horas, o son barranquilleros y recogen el oro en las cooperativas auríferas", explica.

Haciendo referencia a datos del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), Romero indica que 11 de cada cien niños trabaja en el área urbana y 60 de cada cien en las áreas rurales. Sin embargo, destaca que si bien estos niños, niñas y adolescentes trabajan en pésimas condiciones laborales, no todos pueden ser definidos como trata laboral. Señala que, a diferencia de la explotación laboral, la trata con fines de explotación laboral implica un proceso de "reclutamiento, transferencia, albergue y recepción de personas, mediante amenaza, uso de la fuerza u otras formas de amenaza, fraude y abuso de poder, en el que la persona no tiene el derecho de ejercer libremente su trabajo".

Romero lamentó las falencias del actual sistema judicial en nuestro país, puesto que solo el 4% de los casos de trata laboral y sexual han logrado sentencia. "En nuestros estrados judiciales hay una falencia muy grande en cuanto al tema de justicia y de los derechos de las víctimas".

 

Condiciones estructurales

A nivel mundial Bolivia es considerada como un país de origen en cuanto a la trata laboral se refiere. Es decir que desde nuestro país emigra la gente en busca de mejores oportunidades de trabajo y de vida, pero que puede ser vulnerable a la trata y tráfico de personas con fines de explotación laboral o sexual.

Esto se debe, de acuerdo a Romero, a condiciones estructurales, vinculadas estrechamente a la actividad económica que se desarrolla en el país, la misma que es altamente dependiente de la explotación de materias primas. Estamos hablando, fundamentalmente, de la explotación de minerales.

Esta actividad económica, señala Romero, si bien genera empleo, lo hace de forma precaria sin seguridad ni estabilidad laboral. Sin embargo, la falta de empleo en el país, impulsa las migraciones internas golondrina hacia zonas mineras auríferas. "Así las mujeres y niños migran a estas zonas a trabajar en condición de barranquilleros, con jornadas laborales de entre siete y diez horas, ganado la mitad de un salario mínimo", explica Romero.

En términos generales, amplios sectores laborales en Bolivia, desarrollan sus actividades económicas fuera de la Ley General del Trabajo. Uno de ellos, señala Romero,  son los micro-emprendimientos o iniciativas familiares, que por sus condiciones, vulneran las normas laborales a través de la suscripción de contratos precarios. Esta falta de fuentes laborales, ocasiona, a su vez, que la población deba echar mano de estrategias de sobrevivencia. "Es decir que la gente debe contar con varios empleos al mismo tiempo, para tener una vida más o menos digna, lo cual implica también, explotación y precariedad laboral", concluye Romero.


Marcela Loaiza fue víctima de trata y tráfico de personas. De estar atrapada por la mafia Yakuza y explotada sexualmente durante 18 meses, logró escapar. Actualmente es una sobreviviente y una activista que lucha por los derechos de otras muchas víctimas de este flagelo de la humanidad.
De víctima de trata y tráfico de personas a activista social

De víctima de trata y tráfico de personas a

activista social

Marcela Loaiza

Marcela Loaiza fue víctima de trata y tráfico de personas. De estar atrapada por la mafia Yakuza y explotada sexualmente durante 18 meses, logró escapar. Actualmente es una sobreviviente y una activista que lucha por los derechos de otras muchas víctimas de este flagelo de la humanidad.  

Un aire de satisfacción ronda la voz de Marcela Loiaza mientras comenta sobre la Fundación, que lleva su nombre y que tiene el objetivo de sensibilizar y concientizar a la población de Estados Unidos y Colombia, sobre esta problemática. La audiencia del IV Congreso Internacional sobre trata y tráfico de personas, escuchó atentamente su exposición, la misma que no solo narró su historia, sino la de otras tres personas que, como Marcela sufrieron la violación sistemática de sus Derechos Humanos.

Loaiza publicó también dos libros: "Atrapada por la mafia Yakusa" y "de lo que fui y lo que soy", en los que relata el tiempo más duro que le tocó vivir. Fue en 1999, cuando tenía 21 años, una hija enferma y una deuda de 500 dólares en el hospital, cuando creyó que podría tener la oportunidad de trabajar en Estados Unidos como bailarina. Un colombiano, llamado Pipo le hizo pensar que eso era posible. Le prestó el dinero para pagar el hospital, tramitó un pasaporte falso y la llevó a Japón. Cuando llegó a ese país y se vio en medio de la calle Ikebukuro de Tokio, donde la dejaron para trabajar como prostituta, Marcela supo que había comenzado una pesadilla, que duraría 18 meses.

Tuvo que pagar 50 mil dólares para lograr su libertad, pero antes de cumplir la última cuota, logró escapar con la ayuda de un cliente y una amiga. "Lamentablemente, al volver a Colombia no tuve apoyo psicológico ni protección, hice las denuncias, mi caso desapareció,  no tuve atención médica y no se pudo capturar a mis tratantes, mi expediente se perdió", recuerda Marcela.

Un tatuaje en el alma

Marcela tuvo que enfrentar una serie de problemas emocionales, paranoia y desorden postraumático, porque  "ser sobreviviente de trata de personas es como  tener  un tatuaje en el alma, nadie lo puede ver, pero está ahí por siempre", explica. La terapia psicológica, la capacitación e inserción social llegaron luego de dos años, cuando una de las madres Adoratrices, escuchó su historia y le dijo que ella había sido víctima de trata y tráfico de personas.

Le ofreció terapia psicológica, pero la recuperación fue muy difícil, pues Marcela reincidió en la prostitución. Esta vez por decisión propia, ya que tenía muchas dificultades económicas y falta de apoyo y capacitación para enfrentar el mundo y recuperar la dignidad perdida "cuando hay necesidades, hijos con hambre y enfermedad y cuando ya ves que hay una manera de subsistir y que esas son las únicas capacidades que uno se cree que tiene", recuerda.

Por esta razón, Marcela está segura que no es suficiente rescatar a las personas de la trata y tráfico, se debe iniciar con ellas todo un proceso de reinserción social, que implica terapias psicológicas, desarrollo de capacidades para que estas personas logren recuperar su dignidad  y puedan lograr un cambio significativo en sus vidas. "Después de tres años de terapias psicológicas, la hermana me ayudó a conseguir becas de estudio, empecé a estudiar inglés, sistemas, mercadotecnia todos los cursos que pude, luego de esto empecé a escribir unas notas y luego mi primer libro". Posteriormente Marcela fue contactada por Naciones Unidas y de esta manera comenzó su tarea como activista social.

Generar espacios de reflexión

La sociedad, para Loaiza,  está sujeta a demasiados prejuicios que le impiden entender esta problemática, porque cuando una víctima tiene el valor de denunciar a sus tratantes, las autoridades, los medios de comunicación y la sociedad en su conjunto, cuestiona el testimonio de las víctimas y las hace sentirse culpables. Sin embargo, esta censura nunca es dirigida hacia los victimarios, menos hacia los clientes, "creo que debe disminuir la demanda, porque la prostitución existe porque existe la demanda".  Este tema, de acuerdo a Loaiza, debe ser trabajado desde la sociedad civil y los Estados, a través de campañas de concientización constantes.

Lamentablemente,  uno de los responsables de generar estos procesos: el Estado, no está interesado en generar políticas públicas para aplicar de forma eficiente las leyes sobre esta temática, es más, "el tema de trata y tráfico de personas no forman parte de las agendas de los gobiernos", denunció Loaiza. De ahí que es necesario que las organizaciones y la academia impulsen estos procesos de recuperación y revalorización de los Derechos Humanos, por lo que son de vital importancia, espacios de discusión y reflexión como éstos.  Además de ello, es responsabilidad de las familias recuperar los valores morales que se han ido perdiendo con el paso de los años. "Creo que todos juntos podemos cambiar, aunque este cambio no lo veamos nosotros, lo verán las generaciones futuras", exhortó Loaiza.


Agenda Julio 2015 Agenda Julio 2015

1 de Julio

2 de Julio

3 de Julio

4 de Julio

5 de Julio

6 de Julio

7 de Julio

8 de Julio

9 de Julio

10 de Julio

11 de Julio

12 de Julio

13 de Julio

14 de Julio

15 de Julio

16 de Julio

17 de Julio

18 de Julio

19 de Julio

20 de Julio

21 de Julio

22 de Julio

23 de Julio

24 de Julio

25 de Julio

26 de Julio

27 de Julio

28 de Julio

29 de Julio

30 de Julio

31 de Julio

L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Notas Notas

MODALIDADES DE PAGO

Bolivia no cuenta con el sistema de pago via tarjeta de credito, por lo tanto los pagos deben realizarse directamente a la cuenta de Banco que añadimos a continuacion, ya sea por deposito en efectivo o por transferencia bancaria.

1.- Deposito en Efectivo

Banco de Credito (BCP)

Nombre de Cuenta: CBDHDD-ME

Numero de Cuenta: 201-5021089-2-92

2.- En caso de que quisieran enviar el monto convenido via courrier, les solicitamos que lo hagan por:

Money Gram, Western Union o DHL a nombre de Lizeth Estrada Directora Ejecutiva de CBDHDD y colocando la siguiente direccion: Capitulo Boliviano. Av. Ecuador, No. 2612, esquina Pedro Salazar, Zona Sopocachi. Telefonos: 591 2-2411985 - 2-145454  

3.- Con cualquiera de las modalidades de pago, deben escanear el recibo pertinente y enviarnolos al correo congreso.obserlatrata2015@umsa.bo